Inicio>blog>Navegante>Una semana sin TikTok e Instagram te ayuda a reducir la ansiedad, según un estudio reciente

Una semana sin TikTok e Instagram te ayuda a reducir la ansiedad, según un estudio reciente

Una semana sin redes sociales ayuda a mejorar tu estado de ánimo. Así de claros son los resultados de un nuevo estudio realizado por la Universidad de Bath (Reino Unido).

Los investigadores han demostrado que desconectar solamente 7 días de las redes sociales ayuda a mejorar los niveles de ansiedad y depresión y que, en general, mejora el estado de ánimo. En el estudio, algunos participantes han liberado hasta 9 horas en una semana al dejar de utilizar Instagram, Facebook o TikTok.

En la muestra participaron 154 personas entre 18 y 72 años, a los que se dividió en dos grupos. Por un lado, los usuarios que no podrían usar las redes sociales y, por otro, los que seguirían con su actividad normal.

Los participantes a los que se les pidió que hicieran una pausa de una semana utilizaron las redes sociales durante una media de 21 minutos. La media del otro grupo fue de 7 horas. Las estadísticas de uso de las pantallas se proporcionaron para comprobar que los individuos habían respetado la pausa.



«El scroll por las redes sociales es tan omnipresente que muchos de nosotros lo hacemos casi sin pensar desde que nos levantamos hasta que cerramos los ojos por la noche», asegura el doctor Jeff Lambert, investigador principal del Departamento de Salud de Bath.

«Muchos de nuestros participantes informaron de los efectos positivos de estar fuera de las redes sociales, con un mejor estado de ánimo y menos ansiedad en general. Esto sugiere que incluso una pequeña pausa puede tener un impacto».

«Por supuesto, las redes sociales forman parte de la vida y, para muchas personas, son una parte indispensable de su identidad y de su forma de interactuar con los demás. Pero, si pasas horas a la semana haciendo scroll y sientes que te está afectando negativamente, podría valer la pena reducir su uso para ver si eso ayuda», remarca el director del estudio.

Los investigadores quieren ahora ampliar la muestra para estudiar si los pequeños descansos o los períodos de tiempo de desconexión ayudan de diferente manera a grupos de población distintos, como pueden ser los jóvenes o las personas más mayores.

En los últimos años, la preocupación sobre el uso de las redes sociales y el impacto que tienen en el día a día, sobre todo entre los más jóvenes, ha ido en aumento.

Tómate un descanso

Estas aplicaciones se nutren de la atención de los usuarios y están perfectamente diseñadas para ser auténticos pozos sin fondo repletos de contenido que hacen que incluso se pierda la noción del tiempo una vez se empieza a hacer scroll hacia abajo.

Compañías como Instagram ya han implementado una función, llamada Take A Break (Tómate un descanso), para avisar a las personas que pasan mucho rato conectadas a la aplicación y sugerirles que paren un rato.

Esta funcionalidad fue añadida a la red social recientemente tras el escándalo de la filtración masiva de datos de Facebook, con la que se demostró que la compañía era consciente del perjuicio psicológico que sus aplicaciones estaban causando entre los adolescentes y no hizo nada para atajarlo.

En la última década, el tiempo diario que se dedica a las redes sociales no ha dejado de crecer. Hace 12 años, se invertían 90 minutos al día. Hoy esa cifra supera las 2 horas, según datos de Statista.

La esperanza de vida en España está en los 79 años para los hombres y los 85 años para las mujeres, por lo lo que, estimando que un usuario normal empieza a utilizar las redes sociales entre los 10 y los 15 años, puede pasar fácilmente más de 6 años mirando la pantalla de su móvil.

Deja una respuesta