Inicio>blog>Navegante>Elon Musk no es el único que quiere reformular las redes sociales: HalloApp o Mastodon se postulan como alternativas que ofrecen descentralización y pequeña escala

Elon Musk no es el único que quiere reformular las redes sociales: HalloApp o Mastodon se postulan como alternativas que ofrecen descentralización y pequeña escala

Elon Musk, fundador de Tesla y ahora propietario de la red social Twitter, aseguró que una de los motivos de la adquisición era hacer la red social «mejor que nunca», con la intención de implantar propuestas como la liberalización del código fuente de la plataforma o la imposición de autenticación obligatoria para cada usuario.

Propuestas HalloApp o Mastodon parecen confirmar que Musk no es el único que defiende y trata de impulsar un cambio en el funcionamiento de las plataformas destinadas a las relaciones sociales.

El ejecutivo de WhatsApp, Neeraj Arora, negoció hace casi una década la venta de esta red social a Facebook (ahora conocida como Meta) por 20.800 millones de euros (22.000 millones de dólares), en un movimiento de gran relevancia en el sector.

Cuando la operación se había completado y Arora comenzó a trabajar para Facebook se dio cuenta de que existía una fijación por la publicidad dentro de la compañía, además de un estilo de liderazgo centrado en el crecimiento rápido y no en la mejora del producto.



«No desarrollaban con el usuario en mente», ha señalado Arora en una entrevista publicada en el Wall Street Journal, donde relata cómo fue su salida de la compañía en 2018 y cómo ha empleado este bagaje para desarrollar una nueva red social.

Arora, junto a otro exempleado de WhatsApp, Michael Donohue, propone abordar las redes sociales con un enfoque diferente a través de su startup HalloApp, con la intención de no centrarse en maximizar el tiempo que el usuario pasa en la plataforma o en expandir las redes de contactos de los usuarios para atraer a anunciantes.

«No quieres perderte creciendo demasiado», ha asegurado Arora, cuya propuesta se centra en ofrecer una suscripción mensual en la plataforma y pagar entre uno y 2 euros por acceder a una aplicación que pretende reducir el abuso entre los usuarios.

HalloApp salió al mercado en 2021 y una de las medidas que propuso fue capar a 50 el número máximo de personas que pueden formar un grupo, fomentando, como aseguran en su página, «un espacio digital para personas que realmente conocemos y con las que deseamos conectar».

Otra plataforma que se postula como una alternativa a las redes sociales tradicionales, y que se ha vuelto a poner de moda tras la adquisición de Twitter por parte de Musk, es Mastodon, una alternativa descentralizada a la red social fundada por Jack Dorsey.

La propuesta de Mastodon consiste en ofrecer al usuario la posibilidad de crear instancias, espacios que funcionan como una red social propia que se aloja en un servidor y cuyos gastos son asumidos por los administradores.

Los usuarios pueden registrarse en instancias existentes e interactuar con otras instancias si los administradores lo permiten, pero existiendo también la posibilidad de bloquear esa interacción entre estos espacios.

La Unión Europea lanzó recientemente instancias en esta red social y aseguró a través de un comunicado que pretendían «ofrecer una alternativa a las plataformas sociales que priorice a los usuarios y a su derecho a la privacidad y a la protección de datos».

Las implicaciones de esta decisión, tal y como detalló el presidente del Supervisor Europeo de Protección de Datos (EDPS), Wojciech Wiewiórowski, eran que estas plataformas «no transfieren datos personales de los usuarios a países externos a la Unión Europea», ofreciendo un servicio sin publicidad ni perfilado de usuarios.

Deja una respuesta