Inicio>blog>Portada>El Hyperloop se ha quedado estancado: el sueño de transportar pasajeros cambia ahora por el de enviar mercancías

El Hyperloop se ha quedado estancado: el sueño de transportar pasajeros cambia ahora por el de enviar mercancías

Aunque Elon Musk es el que más publicidad ha hecho del Hyperloop, un tren futurista que no roza las vías y aumenta su velocidad hasta los 1.200 kilómetros por hora centrándose en la eficiencia energética, la idea original no es suya.

La Pneumatic Despatch Company utilizó un sistema muy parecido para el transporte de pequeñas cargas en Londres entre 1863 y 1874. Un concepto diseñado por el ingeniero e inventor Medhurst, que había estudiado el uso del aire comprimido.

En 2013, Musk abrió un concurso para mentes brillantes que lleven adelante este vasto proyecto. Y uno de los equipo que presentó su concepto en 2016 fue el de Zeleros, una empresa valenciana en competición con otras 6 compañías de todo el mundo.

Sin embargo, a Musk también le nacieron competidores más fuertes a nivel económico y empresarial, como el Virgin Hyperloop, que en noviembre de 2020 consiguió lanzar con éxito un prototipo con 2 asientos y conducido por miembros del personal.

En su momento, recorrió 500 metros a una velocidad de 172 kilómetros por hora, es decir, en tan solo 6,25 segundos.



A partir de ahí, a Virgin Hyperloop se le comenzaron a complicar diversas cuestiones. En febrero de 2022 se tuvieron que enfrentar a los problemas de suministros global, los cuales afectaron en gran medida al proyecto.

Más aún, en octubre de 2021, parte del negocio se vino abajo con la salida de Josh Giegel, CEO y cofundador, a la que precedió la de Steven Hobart, vicepresidente sennior de ingeniería, que solo estuvo 6 meses en la compañía.

Proyectos que nunca vieron la luz

Según cuenta en un artículo la periodista de tecnología Cate Lawrence, Hyperloop había llega a comprometerse con algunas regiones para comenzar su desarrollos. Entre ellas, rutas en Dubái, India (entre Mumbai y Pune) y en Estados Unidos (Carolina del Norte y Texas).

De momento, todo se ha quedado en un espejismo tecnológico que parece no seguir adelante. Más aún, la compañía lleva sin dar señales de vida desde aquella prueba en 2020.

De todas formas, Hyperloop sí que llegará a una ruta entre Pittsburgh y Chicago, aunque dejando a un lado el transporte de personas y centrando su negocio en el de cargas ligeras.

La compañía también se encuentra en colaboración con la Universidad de Virginia del Oeste, en Estados Unidos, la misma que aseguró en un comunicado que este sueño utópico tendría que volverse más operacional.

“Hemos visto cómo la pandemia creó factores estresantes en la cadena de suministro de alimentos y creemos que podemos abordar el problema de la inseguridad alimentaria y muchos otros desafíos que enfrenta Estados Unidos, mediante la transición de Hyperloop de una idea a un modelo operativo”, aseguraron.

En definitiva, la idea del Hyperloop de Musk parece que no llevará pasajeros, al menos de momento, y se centrará en desestresar una cadena global de suministros que ha sufrido con la pandemia.

Deja una respuesta