Inicio>blog>Destacados>De furgoneta de poca monta a camper con placas solares y baño incorporado: una joven se hace viral en TikTok por camperizar una furgoneta

De furgoneta de poca monta a camper con placas solares y baño incorporado: una joven se hace viral en TikTok por camperizar una furgoneta

En marzo de 2021, Sarah Hall compró una furgoneta por unos 18.000 euros dólares con planes de convertirla en el oasis móvil de sus sueños.

Sara Hall, música y estudiante de 21 años, empezó a trabajar en su Ram ProMaster 3500 de 2015 el mismo día que la llevó a casa —la furgoneta, de aproximadamente 7 metros cuadrados, tenía un motor eco-diesel que ya había recorrido 148.000 kilómetros—.

«He tenido un tablero de Pinterest lleno de furgonetas camperas de bricolaje desde la escuela secundaria», ha comentado Hall a Business Insider. «Así que siempre ha estado en mi mente», explica.

Una vez que tuvo claro que la COVID-19 no iba a desaparecer rápidamente, y con la mayor parte de su trabajo y su universidad haciendo el cambio a lo virtual, decidió que podría invertir el tiempo sobrante para este «proyecto enorme.»

Hall ha compartido con sus seguidores en TikTok varios vídeos con la evolución de la camperización, y uno de ellos se ha vuelto viral con 15,4 millones de visitas en el momento de escribir este artículo.



Camperizar la furgoneta le costó unos 21.000 euros.

«Mi investigación consistió básicamente en ver muchos vídeos de YouTube, blogs de otros usuarios de furgonetas, reseñas de productos y en averiguar cómo encajar todo lo que quería en mi diseño repasando las especificaciones de todos los componentes de los distintos fabricantes», ha asegurado Hall.

La única vez que recurrió a la ayuda de familiares y amigos fue para tareas pesadas como la instalación de las ventanas o la colocación de los paneles solares en el techo.

Hall dio prioridad a ciertos elementos, como el baño.

«Sabía que quería una ducha permanente, ¡seguro!», ha admitido Hall a Business Insider. «Algunas furgonetas tienen duchas emergentes, duchas exteriores y todo tipo de formas creativas de bañarse, pero yo sabía que quería una ducha permanente incorporada«, dice la joven.

Compró una de ducha autosecante y autolimpiable que se retrae en una caja vertical, lo que hace que parezca una puerta de retractable. Hay una secador de goma que cubre todo el ancho de la ducha y que elimina el agua mientras se retrae para limitar la producción de moho.

La estudiante pensaba lo mismo del inodoro, diciendo que «no quería estar sacando un inodoro de plástico de debajo de mi fregadero«.

Por ese motivo instaló un inodoro de compostaje C-Head, que utiliza un medio de fibra como la cáscara de coco o el serrín para enmascarar el olor de los residuos sólidos. Los líquidos se suelen separar en una botella o jarra, pero Hall ha modificado el sistema para que se vierta directamente en el depósito de aguas residuales que ha instalado en la parte inferior de su furgoneta.

«Allí se mezcla con toda el agua usada de las duchas y los lavabos», explica. «Los residuos líquidos son básicamente estériles, y cuando se diluyen son un gran fertilizante. Así que se puede verter el depósito prácticamente en cualquier sitio de forma responsable, siempre que se utilicen jabones y champús biodegradables», matiza Hall.

El proyecto más difícil fue la ducha

«Impermeabilizarla fue un dolor, y hubo puntos en los que parecía que no iba a funcionar y me dieron muchas ganas de abandonar», confiesa Hall, que lloró muchas veces dentro de esa ducha.

Hall ha ido mostrando a sus seguidores el proceso de construcción de la ducha en uno de sus vídeos de TikTok. En él, muestra su baño en cada etapa de la construcción, y explica que los azulejos de las paredes son en realidad hojas de pegatina.

Hall también quería una cocina integrada.

Las furgonetas, muy normalmente, hacen uso de estufas de acampada o los quemadores de gas.

Hall se aseguró, en su lugar, de construir una vitrocerámica de aspecto más permanente encajando el modelo portátil de dos estufas en la encimera de su cocina.

Hall quería que su furgoneta fuera como un «hogar lejos de casa».

Ahora que está terminada,  lo que más le gusta a Hall es lo espaciosa y luminosa que resulta la furgoneta.

«Cuando entré por primera vez en la furgoneta vacía cuando la compré, me entró el pánico», confiesa Hall a Business Insider. «No parecía que cupiera nada. Pero ahora que he terminado, ¡parece que el interior de la furgoneta ha crecido unos cuantos metros cuadrados!».

Aunque fue útil comenzar la camperización con una idea clara, Hall también fue lo suficientemente abierta como para introducir algunos detalles de última hora.

«Añadí espontáneamente una pequeña escotilla para la ropa sucia en la zona de la cama mientras construía el armazón», explica.

La construyó en la base de su cama de matrimonio, que está elevada por encima de unos depósitos y cajas eléctricas de la parte trasera de la furgoneta.

Hall se sorprendió a sí misma al hacer trabajos relacionados con electricidad.

«Era la única cosa que realmente me daba miedo hacer», confiesa Hall. «Estaba convencida de que me iba a electrocutar».

Aunque para ella fue una tarea intimidante, una vez que investigó y aprendió cómo funcionaba todo se dio cuenta de que no era tan difícil de montar.

Las placas solares, casi lo más importante.

«Tengo un montón de paneles solares en el techo con un enorme grupo de baterías, y un depósito de 170 litros de almacenamiento de agua dulce a bordo», destaca. «Podría quedarme en medio de la nada durante un par de semanas y estar bien».

Hall también ha señalado el inodoro de compostaje como un factor importante en esto también, añadiendo que «tampoco tengo aguas residuales, así que no estoy atado a encontrar lugares de descarga autorizados cada vez que el tanque de residuos está lleno.»

Como su furgoneta no necesita conexiones eléctricas ni de agua, le resulta relativamente fácil encontrar lugares para aparcar.

Por ahora, Hall planea viajar por «toda la América del Norte posible». Con el tiempo también le gustaría viajar a Europa.

Su clave para mantenerse a salvo mientras viaja es ser siempre consciente de su entorno.

«Llego al lugar en el que pienso pasar la noche con suficiente antelación como para ver cómo es», cuenta Hall, que explica que si se siente incómoda se va y busca otro lugar.

La joven afirma que hay muchos aparcamientos y lugares de acampada gratuitos para los viajeros que no necesitan conexión eléctrica o de agua. Algunos de estos sitios los ha encontrado a través de la Oficina de Administración de Tierras, y otros a través de internet.

«También soy miembro de un sitio llamado Harvest Hosts, en el que hay muchos lugares y negocios turísticos que ofrecen estancias de una noche para campistas y vehículos recreativos», explica.

Pero el componente añadido de ser una viajera en solitario es algo de lo que Hall es muy consciente.

«Como la mayoría de las mujeres que viajan solas (lo cual es triste que sea algo de lo que tengamos que preocuparnos, pero los hombres solitarios no) no publico dónde estoy en las redes sociales hasta después de haber salido, y nunca digo a dónde voy», dijo.

Hall también ha instalado varios elementos de seguridad dentro y fuera de su furgoneta, como alarmas y cámaras de vídeo, cerraduras adicionales adaptadas y elementos para su propia protección personal.

Rachel AskinasiBusiness Insider

Deja una respuesta