Cómo desenamorarte de alguien que no te quiere (y pasar página)

¿Quién no ha sufrido mal de amores alguna vez en su vida? Ya sea por cuestión de compatibilidad, distancia, correspondencia u otros factores. Nadie elige de quién se enamora aunque existen ciertas razones psicológicas que aumentan las probabilidades de que alguien concreto se convierta en tu interés amoroso. El amor es una emoción compleja que el ser humano no ha logrado entender aún.

En algunas ocasiones las cosas salen inevitablemente mal, dejándote secuelas después de una ruptura o una confesión desafortunada. Y aunque te gustaría apagar tus sentimiento por un tiempo no existe ningún botón de off capaz de ello.

Por eso, cuando no se está pasando por un buen momento en cuestiones amorosas, algunos consejos pueden ayudarte a hacer la situación más llevadera. Estos pasos no son infalibles para olvidar a esa persona a la que tanto has querido pero sí te ayudarán a superarlo con el tiempo.

Sé consciente de la situación

Muchas personas tardan en salir adelante debido a la necesidad de aferrarse a ese amor. La esperanza puede ser un signo de fortaleza pero no en relaciones que aportan más mal que bien. Puede darse el caso de que estés muy enamorado pero las discusiones sean demasiado frecuentes como para pasarlas por alto.

Si estás en pareja es importante que abras los ojos cuando veas que la relación no va a ninguna parte. Esto no va a cambiar tus sentimientos de repente pero te ayudará a dar los pasos necesarios. En el caso de haber salido recientemente de una relación también es importante que seas consciente del punto desde el que partes.

Acepta la importancia que ha tenido esa persona para ti

Algunas relaciones marcan tanto a las personas hasta el punto de hacerlas sentir que lo están dejando todo. Sin embargo, en lugar de eso, uno debe quedarse con las cosas buenas que ha tenido esa relación. Un buen ejercicio es pensar en las cosas que has aprendido de ella, validando esos sentimientos, y dándoles un lugar en tu corazón.

Incluso relaciones que no han acabado especialmente bien para ti pueden haber dejado momentos dignos de recordar. Negar tus emociones, y vivencias, puede estancarte. Una vez que hayas aceptado esto, asumiendo que esa relación forma parte de tu pasado, te sentirás más libre para seguir adelante.

Pon la mirada en el futuro

Seguir enfocado en una persona que no te corresponde puede privarte de vivir numerosas experiencias positivas. No te quedes atascado en una persona con la que no puedes estar. Aunque sea pronto para ti, esto te limitará en el futuro, haciendo complicado que encuentres la felicidad con otra persona.

Quizás no al principio, pero con el tiempo prueba a tener citas con otras personas, aunque el objetivo no sea encontrar una nueva pareja. Este tipo de planes puede ayudarte a abrir los ojos. Hay muchas personas por ahí que merecen la pena.

Prioriza otras relaciones

Muchas personas tienden a encerrarse en sí mismas cuando les sucede algo malo. Es importante que no dejes de lado otras relaciones importantes como las amistades. Incluso tus familiares más cercanos pueden ser el apoyo que necesitas para sanar.

Rodearte de tus seres queridos puede darte la fuerza necesaria para mejorar tu estado de ánimo. Realizar actividades con ellos incluso puede hacer que te olvides momentáneamente de esa persona que deseas dejar en el pasado. Solo es cuestión de tiempo que tu mente deje de recordarle.

Pasa tiempo contigo mismo

No dejar de ser quien eres es importante. Aunque también puedes pararte a pensar en qué persona te quieres convertir si sientes la necesidad de realizar determinados cambios (siempre que salgan de ti). Cuando se tiene un interés por alguien a menudo se tienden a cambiar aspectos de la persona: la forma de vestir, ciertos intereses, formas de hablar.

Por eso no está de más dedicarte tiempo a ti mismo para ser la persona que deseas. Más que nada porque esos cambios autoimpuestos pueden hacerte sentir incómodo si no van contigo. Piensa en las partes de ti mismo que podrías haber perdido por simplemente intentar agradar a la otra persona.

Habla con un experto

Olvidar a una persona que ha provocado en ti sentimientos especiales es un proceso lento. Date el espacio que necesites para superarlo. Y si apoyarte en tus seres queridos no es suficiente siempre puedes contactar con un profesional que te de el empujón necesario.

Los asuntos del corazón a veces duelen. Hablar con un psicólogo puede ayudarte en casos en los que vivir con normalidad se haya vuelto complicado, si te sientes confundido respecto a tus sentimientos o no ves una salida al problema.

Deja una respuesta